El olivo (Olea europea) es un árbol muy extendido por todos los países mediterráneos teniendo en ellos un fuerte simbolismo. Es posible utilizar las variedades dedicadas para el cultivo (Bonsái olivo) por lo que no será difícil obtener frutos aunque es habitual el empleo de acebuches (Olea europea silvestrys) que pueden llegar a desarrollar hojas diminutas.

En muchos casos son muy apreciadas otras características como la presencia de jin, shari y cortezas abotonadas que denotan una elevada edad y la supervivencia en condiciones hostiles. Son árboles de enraizado fácil y muy fuertes por lo que se trata de una variedad muy apta para su empleo como Bonsái.

Si necesitáis ayuda al identificar vuestro árbol; podéis probar con nuestra guía de identificación de Bonsáis.

 

El cuidado del Bonsái de olivo

Situación: al aire libre y con mucho sol, esto también ayuda a reducir el tamaño de las hojas. Deben ser protegidos durante el invierno en caso que bajen mucho las temperaturas.

Riego: riego normal.

Bonsái Olivo, abonado: abundante. Utilice un fertilizante normal mensualmente desde la primavera hasta mediados de otoño.

Poda: se recomienda realizarla al final del invierno. Responde con el crecimiento de brotes muy vigorosos a las podas fuertes. Para la creación y el modelado de ramas se combina el empleo del alambre con las ramas jóvenes junto con las técnicas de pinzado, dejar crecer y luego cortar a 2-3 pares de hojas, y, en ejemplares muy vigorosos, el defoliado.

Trasplante: en primavera antes de que las yemas comienzan a hincharse, cada tres o cuatro años. Árbol de enraizado fácil. Preferiblemente utilizar una mezcla de suelo con buen drenaje.

Propagación: semillas y fundamentalmente esquejes, pudiéndose enraizar incluso gruesos troncos y ramas.

Para una información más detallada en estas técnicas; podéis buscar nuestra sección del Cuidado del Bonsái.

 

 

Bonsái de olivo (Olea europaea)

Olea Europaea, Olive Bonsai tree