El ciruelo chino (Sageretia) es una planta tropical de hoja perenne, originaria de China. Es muy popular para su uso como Bonsái debido a sus pequeñas hojas. En primavera aparecen pequeñas flores blancas que posteriormente dejan paso a pequeños frutos de color negro durante el verano.

Si necesitáis ayuda al identificar vuestro árbol; podéis probar con nuestra guía de identificación de Bonsáis.

 

Bonsái de sageretia

Situación: preferiblemente situada al sol por la mañana y sombreada por la tarde. Mantener en el interior, a menos que las temperaturas de la noche sean suficientemente altas (al menos 12 grados C).

Riego: mantenga el suelo ligeramente húmedo, pero asegúrese de que nunca se seque por completo, ya que el árbol es muy sensible a los períodos de sequía. Compruebe el nivel de humedad diariamente.

Abonado: Dos veces al mes durante primavera y verano.

Poda: pinzar dejar crecer continuamente. La formación del árbol, que se realiza mediante la poda, sin el uso de alambre, es sencilla ya que brota fácilmente de yemas traseras. La poda semanal es necesaria una vez que el árbol tiene su forma básica.

Trasplante: Una vez cada dos años, pero sólo cuando llene la maceta plenamente de rices. Utilizar un suelo normal y eliminar hasta 30% de las raíces.

Propagación: mediante semillas y esquejes.

Para una información más detallada en estas técnicas; podéis buscar nuestra sección del Cuidado del Bonsái.

 

 

Bonsái de sageretia

Sageretia theezans, Bird plum Bonsai