Los Bonsáis se cultivan con el propósito de que se parezcan a árboles de la vida real; que luzcan viejos pero que permanezcan en tamaños de miniatura. Existen varios métodos de propagar árboles que son adecuados para los propósitos del Bonsái, ya sea controlando completamente su forma y tamaño (al empezar con plantones o esquejes) o comprando un árbol ya listo en una tienda.

Comprando un Bonsái

Desarrollo y cultivo del Bonsái

Esta parte del sitio web le brindará información detallada sobre las diferentes técnicas de propagación del Bonsái. Usted puede simplemente comprar un Bonsái o cultivar un árbol con la meta futura de obtener un Bonsái a partir de él.

La mayoría de los aficionados al Bonsái comenzaron su afición con un árbol bonsái ya formado que compraron en una tienda o recibieron como regalo. Puede que éste sea también su caso, y aunque así usted no experimentará la satisfacción y la diversión de crear su propio árbol, es una buena manera de empezar y conseguir experiencia en el cuidado básico de un bonsái. Una vez que se aficione definitivamente al Bonsái probablemente querrá y podrá aprender a hacerlos usted mismo.

Leer más

En los viveros se vende plantas jóvenes para jardín que a veces tienen grandes cualidades para formar un Bonsái (estas plantas también se llaman prebonsáis). La compra de árboles procedentes de vivero es una forma rápida de obtener un preBonsái con el que se puede comenzar inmediatamente a trabajar en su modelado.

Leer más

En japonés: “Yamadori” - A veces pueden encontrarse en la naturaleza árboles que quedaron pequeños debido a circunstancias naturales como la falta de nutrientes.

Leer más

En japonés: “Sashiki” - El empleo de esquejes es una técnica muy popular entre los aficionados al Bonsái para reproducir sus árboles ya que es una manera rápida y barata de obtener nuevos árboles. Se denomina esqueje a las ramitas o estacas que han sido introducidas en la tierra para tratar de conseguir raíces en su base.

Leer más

En japonés: “Misho” - La formación de un Bonsái a partir de una semilla puede ser muy gratificante y permite un control total desde la etapa más temprana posible. Aunque se tarda mucho tiempo (al menos tres años) antes de tener un árbol con el que se pueda empezar a trabajar en él, ¡ésta es la única manera de formar un Bonsái desde el principio!

Leer más

Comenzad vuestro viaje en arte del Bonsái con nuestros cursos on-line

Nuestra Guía para Principiantes

Identificarse Registrarse