La Bougainvillea es un arbusto, arbolito o vid espinoso de hoja perenne con flores pequeñas en forma de trompeta, que crecen en racimos de tres y presentan tres bonitas brácteas similares al papel. A menudo dichas brácteas son de color magenta o púrpura; sin embargo existen en otras variedades de color rojo, rosa, naranja, amarillo, blanco o de brácteas con doble coloración. Las flores aparecen en penachos terminales o axilares desde el verano y hasta el otoño si la planta ha recibido suficientes luz y calor. Las hojas de la Bougainvillea son ovales y lanceoladas, y se encuentran colocadas en un patrón alterno. La corteza es de un tono beige-grisáceo y con el tiempo se vuelve arrugada y retorcida.

Esta especie es nativa de Suramérica y recibió su nombre a partir del marinero y autor Francés Louis-Antoine de Bougainville (1729 - 1811), en cuyo barco su doctor y botánico había descubierto la planta en Tahití, dedicándosela posteriormente a él, su capitán, en 1767. Las Bougainvilleas son de crecimiento rápido y se adecuan a la mayoría de los estilos del Bonsái. Dado que son plantas subtropicales no soportan las heladas y necesitan temperaturas que oscilen entre los 10-15° C en el invierno.

Si necesitáis ayuda al identificar vuestro árbol; podéis probar con nuestra guía de identificación de Bonsáis.

 

Cuidados específicos del Bonsái de Bougainvillea

Situación: La Bougainvillea necesita pleno sol y altas temperaturas para producir sus flores, por ello debe colocarse en el exterior durante su temporada de crecimiento y en un lugar soleado. En el otoño el árbol debe llevarse a una habitación fría con suficiente luz (o bajo una luz de crecimiento) y bajo temperaturas que no caigan nunca de los 10° C e idealmente no bajen siquiera de los 15° C. Desafortunadamente esto no es fácil de conseguir en muchas casas.

Riego: Riegue la Bougainvillea abundantemente cuando el substrato se encuentre seco, pero evite una continuada humedad del suelo. Esto provocará que se pudran las raíces, problemas fúngicos, susceptibilidad a los insectos y eventualmente a la muerte de la planta. Esta especie prefiere valores de pH entre 6-6.5, de manera que ha de evitarse el empleo de agua con alto contenido de cal.

Abonado: Aplique abono sólido orgánico una vez al mes o use un abono líquido de manera semanal durante la temporada de crecimiento o cada dos semanas en el invierno.

Poda y Alambrado: Corte los brotes después de haber florecido el árbol, dejando dos hojas en cada brote. Pode las ramitas pequeñas y las ramas en el otoño o en el invierno. La Bougainvillea puede brotar a partir de la madera vieja después de una poda fuerte. Si desea que el árbol florezca, no debe pinzarlo y podarlo demasiado en el verano. Emplee pasta selladora en las heridas grandes producidas en la poda, pues estas heridas sanan muy lentamente. El alambrado puede realizarse en los brotes y ramas jóvenes, pero las ramas más viejas son muy rígidas y se rompen fácilmente. Tenga cuidado con las espinas cuando alambre su Bougainvillea.

Trasplante: Trasplante las Bougainvilleas más pequeñas cada dos o tres años. Los especímenes más grandes pueden trasplantarse entre tres y cinco años. Para esta especie es apropiado emplear un substrato estándar bien drenante. Las raíces de las Bougainvilleas son amarillas, finas y delicadas. ¡Tenga cuidado en no desgarrar las raíces cuando saque la masa de raíces de la maceta! Desenrede las raíces cuidadosamente y no use para ello el rastrillo de raíces empleando demasiada fuerza. La poda de las raíces si la tolera adecuadamente.

Propagación: La Bougainvillea puede propagarse a través de esquejes. Se logran los mejores resultados en la primavera y el verano con esquejes de madera semidura o a partir de esquejes de raíces. También es posible realizar acodos aéreos.

Pestes y Enfermedades: La Bougainvillea suele ser resistente a las pestes siempre y cuando se mantenga saludable y libre de las condiciones de suelo húmedo o de falta de luz. Las plantas débiles pueden ser atacadas por el moho polvoriento, áfidos, insectos de escama, pulgones, mosca blanca u orugas. En tales casos, emplee pesticidas específicos e intente mejorar las condiciones del árbol. Corte las flores cuando se marchiten para evitar que se pudran.

Para una información más detallada en estas técnicas; podéis buscar nuestra sección del Cuidado del Bonsái.

 

 

Bonsái de Bougainvillea

Bonsái de Bougainvillea