El Té de Fukien es originario de China y se le llamó de esta manera por la provincia de Fukien, o Fuijan en Chino. También es endémico de algunas partes de Japón, Indonesia, Taiwán y Australia. El Té de Fukien es todavía muy popular en China en la construcción de los Penjing y en los países Occidentales como Bonsái de interior.

Sus hojas pequeñas y brillantes presentan unos diminutos puntos blancos en la parte superior y están cubiertas con pelos por debajo. A lo largo de todo el año pueden aparecer unas pequeñas flores blancas y en ocasiones producen unas bayas de color amarillo-rojo tendiendo oscuro.

Si necesitáis ayuda al identificar vuestro árbol; podéis probar con nuestra guía de identificación de Bonsáis.

 

Cuidados específicos del Bonsái de Carmona

Situación: El Té de Fukien es un Bonsái de interior que sólo puede mantenerse en el exterior a lo largo de todo el año en climas muy cálidos. Necesita mucha luz y dentro de la casa debe colocarse detrás de una ventana en donde se le proporcione la mejor luz posible. La temperatura perfecta oscila alrededor de los 20°C (68°F), asegúrese de que no experimente temperaturas mucho más bajas. En el Verano la Carmona debe colocarse en el exterior, siempre y cuando las noches sean lo suficientemente cálidas. En la mayoría de los casos el Invierno en nuestros pisos con calefacción es un problema para el Té de Fukien. Además de las pocas horas de luz, existe un problema de poca humedad o de aire seco. De ser necesario se puede usar una lámpara para plantas y a la vez colocar debajo de la maceta una bandeja grande rellena con gravilla húmeda o arcilla espumosa para incrementar la humedad. Cuando abra las ventanas en el Invierno, tenga cuidado de no exponer el Té de Fukien al aire frío o helado.

Riego: Mantenga húmedo el aire, dado que no le gustan las sequías. Sin embargo, tenga cuidado de no regar demasiado a menudo pues tampoco le gusta un substrato demasiado húmedo. Tan pronto como se seque la superficie del substrato el árbol necesita ser regado generosamente, pero no se le debe dejar reposando sobre una cantidad excesiva de agua.

Abonado: Dado que sus raíces son muy sensibles, un abono sólido orgánico es el apropiado para el Bonsái de Té de Fukien. También pueden usarse abonos líquidos en dosis medidas cuidadosamente y solo sobre un substrato húmedo. Abone bien al árbol desde la Primavera hasta el Otoño siguiendo las instrucciones de uso, y en Invierno abone un poco menos.

Poda y Alambrado: El Té de Fukien admite bastante bien la poda y el pinzado regular ayudará a que el árbol desarrolle una estructura muy densa de las ramas. Los brotes jóvenes son delicados y flexibles, de manera que son muy fáciles de pinzar y alambrar. Las ramas y ramitas pequeñas que ya están maduras son frágiles y duras; de manera que han de usarse las herramientas apropiadas para la poda y se debe ser muy cuidadoso a la hora de alambrarlas y doblarlas.

Trasplante: Cada dos años realice el trasplante a principio de la Primavera. La poda de raíces debe realizarse con cuidado, pues el Té de Fukien no tolera demasiado bien una pérdida grande de raíces. Un substrato que drene bien y que a la misma vez sea capaz de almacenar el agua es muy importante, dado que el Té de Fukien es muy sensible tanto a la sequía como a la humedad extrema. Una mezcla de Akadama con un poco de humus y pomice es una buena solución.

Propagación Carmona Bonsái: A través de semillas o empleando esquejes en el Verano.

Pestes y Enfermedades: Bajo condiciones inadecuadas el Bonsái de Carmona puede sufrir de ácaros, insectos de escama y moscas blancas. Los insecticidas habituales o los palitos que se insertan en el substrato serán de ayuda, pero para tener éxito a largo plazo también han de mejorarse las condiciones ambientales de luz y humedad. Si el Té de Fukien se riega con agua dura las hojas pueden mostrar signos de clorosis, que puede ser tratada con un abono rico en hierro. En algunos casos raros las enfermedades fúngicas pueden entrar a través de las heridas. Pueden matar ramas individuales o a todo el árbol y apenas son tratables. Por esto use herramientas limpias y trate las heridas frescas con pasta selladora.

Para una información más detallada en estas técnicas; podéis buscar nuestra sección del Cuidado del Bonsái.

 

 

Ejemplo de un Bonsái de Té de Fukien (Carmona)

Carmona bonsai, dueño desconocido

Fukien Bonsái de Carmona.

 

Fukien Tea Bonsai tree

Bonsái de Carmona, por Heike van Gunst.