Las diferentes especies de Cítricos (Citrus) son árboles subtropicales nativos de China. Producen flores blancas muy olorosas y un fruto amarillo o naranja que es muy decorativo. Los Citrus deben protegerse de temperaturas inferiores a los 10° C.

Aunque como se ha dicho, las diferentes especies de los Citrus son árboles subtropicales originarios de China, en la actualidad se cultivan en muchos países con climas cálidos debido a su delicioso fruto o bien como árboles ornamentales. Los Citrus son árboles de hoja perenne, de color verde oscuro brillante. Poseen pequeños apéndices en forma de alas en los tallos de sus hojas y algunas especies tienen espinas. Producen las mencionadas flores blancas muy olorosas y su fruto es amarillo o naranja, siendo muy decorativo. El tamaño de su fruto depende del cultivar en cuestión. Para el arte del Bonsái se prefieren las especies y cultivares de fruto y hojas pequeños. Se debe tener cuidado de no exponer a los Citrus a temperaturas inferiores a los 10° C.

Si necesitáis ayuda al identificar vuestro árbol; podéis probar con nuestra guía de identificación de Bonsáis.

 

 

Cuidados específicos del Bonsái de Naranjo, Limón o Citrus

Situación: A los Citrus les encanta el calor y el sol. En climas cálidos las plantas de Citrus pueden mantenerse en el exterior a lo largo de todo el año. En climas templados, debe colocarse a pleno sol entre los meses de Mayo a Septiembre. A partir del Otoño y hasta la próxima Primavera, el árbol debe ser colocado dentro de casa o en un invernadero. Si en el Invierno se mantiene en una habitación cálida, entonces puede ser que sea necesario emplear luces de crecimiento.

Riego: Los Citrus necesitan un riego regular en el verano, sin embargo son capaces de tolerar la sequía temporal. No admite un substrato que esté constantemente húmedo. Si el substrato es bien drenante, debe regarse abundantemente tan pronto como el substrato se vuelva a secar. En el invierno necesita menos agua. Como norma general, a los Citrus les gusta el agua que no contenga cal.

Abonado: Emplee un abono líquido especial para cítricos de manera semanal, desde la Primavera hasta el Otoño y una vez al mes en el Invierno. Tenga en cuenta las instrucciones del fabricante en cuanto a la dosis a emplear.

Poda y Alambrado: Se podan los nuevos brotes dejando solamente dos hojas, una vez que ya han desarrollado cuatro hojas. La poda regular es importante para lograr una ramificación adecuada. El alambrado es posible realizarlo a lo largo del año. Tenga cuidado de que el alambre no muerda la corteza. En ocasiones los tensores son una mejor elección a la hora del modelado del árbol.

Trasplante: Se realiza una vez cada dos o tres años en la primavera, en conjunto con la poda de raíces. Los Citrus prefieren una mezcla de substrato ligeramente ácida. Puede añadirse, por ejemplo, más turba.

Propagación: Los Citrus pueden propagarse a partir de semillas y esquejes. A través de acodos aéreos también es posible su propagación.

Pestes y enfermedades: Los Citrus son atacados a menudo por los ácaros, insectos de escama, cochinillas, la mosca minadora de las hojas y el gorgojo de la vid; especialmente si se colocan en un lugar cálido y sin suficiente iluminación. Emplee un pesticida específico e intente mejorar las condiciones de crecimiento de su árbol.

Para una información más detallada en estas técnicas; podéis buscar nuestra sección del Cuidado del Bonsái.

 

 

Citrus, Limón, Naranjo Bonsai (Citrus limon / Citrus sinensis)

Bonsái de Citrus por Peter Tea